Mejora los resultados de tu sitio web usando A/B Testing

Son varias las herramientas, tecnologías y/o metodologías que pueden ayudarte a mejorar los resultados de tu sitio web (o aplicación) en relación con los objetivos para los cuales han sido creados. Algo que ocurre con frecuencia es ver que un proyecto gracias a estrategias en redes sociales, SEO, o inversiones en publicidad, consigue una buena exposición y muchas visitas, sin embargo, a pesar de esto, no consigue que mejoren los número respecto a sus objetivos.

A modo de ejemplo considera las siguientes situaciones:

  • Un tienda online que tiene muchas visitas, pero pocos usuarios concretan una compra.
  • Tienes una aplicación que salió mencionada en tv, lo que disparó las visitas al sitio web, pero muy pocos usuarios la descargaron.
  • Pagaste una campaña en medios publicitarios, lo que trajo a muchos clientes que podrían estar interesados en tus servicios, pero muy pocos completaron el formulario de contacto.
  • etc…

Una poderosa herramienta para conseguir que mejoren los resultados de tus objetivos es el A/B Testing.

Conceptualmente, es muy sencillo, se trata de evaluar cómo se comportan los usuarios frente a 2 versiones diferentes de una misma funcionalidad o sección de sitio web. Estas 2 versiones se definen de la siguiente manera:

  • Versión de Control
    Es la que tienes implementada actualmente y sobre la que tienes cifras (o deberías).
  • Versión Experimental
    Es una nueva propuesta que deseamos comparar con la versión de control

Implementación del A/B Testing

La forma en que debe operar el A/B testing es la siguiente: la mayoría de los usuario de tu sitio web o aplicación seguirán viendo lo mismo de siempre (la versión de control), pero un porcetaje reducido y escogido al azar deberá ver la versión experimental. Con esto, en caso de que tu versión experimental no sea tan buena como esperabas, no te arriesgas a tener un impacto demasiado negativo en tus resultados actuales.

Esta forma de funcionar la mantienes un período de tiempo que te permita comparar los resultados de ambas versiones y, en caso de que los números respalden la versión experiemental, pues ya la puedes establecer como la única versión para todos tus usuarios. Si los números te indican que es mejor conservar la actual lo haces, pero no perdiste el tiempo, la experimentación siempre descubrimientos valiosos sobre la forma en la que los usuarios utilizan las plataformas y, este conocimiento, te servirá para intentar un nuevo A/B testing más adelante.

¿Dónde debería implementar un A/B testing?

Bueno, eso dependerá de los resultados que trates de mejorar y de la naturaleza de tu sitio web o aplicación. Pensemos, por ejemplo, en una tienda online, con muchas visitas pero pocas ventas.

Lo primero sería identificar donde estas perdiendo esas visitas, para identificar alguno de los siguientes casos:

  • Los usuarios miran el catálogo de productos, pero la mayoría no entra al detalle de ninguno de ellos
  • Los usuarios llegan en su mayoría a ver el detalle de algún producto, pero luego no compran.

Haciendo un sencillo análisis como este ya puedes ver que en el primer caso quizás te convendría hacer un A/B testing con el diseño de tu catálogo, quizás no es muy evidente que hay más información de cada producto o, a lo mejor, das demasiada información de cada producto en el catálogo mismo. En cambio, en el segundo caso, ya piensas en un A/B testing sobre las acciones que debe realizar el usuario para comprar una vez que está viendo la descripción detallada de un producto.

Como vez, se debe analizar cada caso y sus particularidades. Lo importante es que tengas claro el objetivo que quieres mejorar, a partir de ahí es sencillo encontrar los posibles experimentos que podrías realizar.

Por último recordarte que en Malahierba te podemos apoyar con este tipo de implementaciones y acompañarte en el proceso para que tus números mejoren, no dudes en contactarte con nosotros.

Si te sirvió este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales para que más personas se beneficien de él.

©2017 malahierba SpA. Todos los derechos reservados. Las marcas y logos aquí mostrados son propiedad de sus respectivos dueños.